Health Life

VIH vs. SIDA: ¿Cuál es la diferencia?

Skin Care 0 103

Visión general

Puede ser fácil confundir el VIH con el SIDA. Son diferentes diagnósticos, pero van de la mano: El VIH es un virus que puede llevar a una enfermedad llamada SIDA, también conocida como VIH etapa 3.

En algún momento, un diagnóstico de VIH o SIDA se consideró una sentencia de muerte. Gracias a la investigación y el desarrollo de nuevos tratamientos, las personas con VIH, en cualquier etapa, actualmente viven vidas largas y productivas. Una persona VIH positiva que sigue un tratamiento antirretroviral regular puede esperar vivir un período de vida casi normal.

El VIH es un virus

El VIH es un virus que puede llevar al deterioro del sistema inmunitario. El término “VIH” significa virus de inmunodeficiencia humana. El nombre describe al virus: Solo los humanos pueden contraerlo y ataca al sistema inmunitario. Como resultado, el sistema inmunitario no puede funcionar con la efectividad que debería.

Nuestro sistema inmunitario puede eliminar por completo muchos virus de nuestros cuerpos, pero ese no es el caso con el VIH. Sin embargo, los medicamentos pueden controlar el VIH satisfactoriamente al interrumpir su ciclo de vida viral.

El SIDA es una condición

Mientras que el VIH es un virus que puede ocasionar una infección, el SIDA (que es la abreviatura para síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es una enfermedad. Contraer el VIH puede ocasionar el desarrollo de SIDA.

El SIDA, o VIH en etapa 3, se desarrolla cuando el virus ha ocasionado daños graves al sistema inmunitario. Es una condición compleja con síntomas que varían según la persona. Los síntomas del VIH en etapa 3 se relacionan con las infecciones que una persona puede desarrollar como resultado de un daño en el sistema inmunitario que no puede contrarrestarlos tan bien. Conocidas conjuntamente como infecciones oportunistas, estas incluyen tuberculosis, neumonía y otras.

Ciertos tipos de cáncer también se vuelven más probables cuando un sistema inmunitario trabaja con menos efectividad.

Realizar la terapia antirretroviral puede evitar que el VIH se desarrolle hasta la etapa 3.

El VIH no siempre progresa a etapa 3

El VIH es un virus y el SIDA es la enfermedad que puede ocasionar el virus. Una infección de VIH no necesariamente progresa a etapa 3. De hecho, muchas personas con VIH viven por años sin desarrollar SIDA. Gracias a los avances en el tratamiento, alguien que viva con VIH puede esperar tener un período de vida casi normal.

Aunque una persona pueda tener una infección de VIH sin tener SIDA, cualquier persona diagnosticada con SIDA ya contrajo el VIH. Debido a que no existe cura, la infección de VIH nunca desaparece, aún si no se desarrolla nunca el SIDA.

El VIH puede transmitirse de una persona a otra

Debido a que el VIH es un virus, puede transmitirse entre personas tal y como muchos otros virus. El SIDA, por otro lado, es una condición que una persona adquiere solo después de haber contraído el VIH.

El virus se transmite de una persona a otra a través del intercambio de fluidos corporales. Más comúnmente, el VIH se transmite a través de las relaciones sexuales sin preservativos o al compartir agujas. Además, una madre puede transmitir el virus a su hijo durante el embarazo.

El VIH no siempre produce síntomas

El VIH usualmente ocasiona síntomas similares a los de la gripe, aproximadamente de dos a cuatro semanas después de la transmisión. Este corto período de tiempo es conocido como infección aguda. El sistema inmunitario tiene la infección bajo control, lo que ocasiona un período de latencia.

El sistema inmunitario no puede eliminar el VIH por completo, pero puede controlarlo por un período prolongado. Durante este período de latencia, el cual puede durar por años, es posible que la persona con VIH no experimente ningún síntoma. Sin la terapia antirretroviral, sin embargo, esa persona puede desarrollar SIDA y como resultado, experimentar muchos síntomas relacionados con la enfermedad.

La infección de VIH puede diagnosticarse con una prueba simple

En la transmisión del VIH, el sistema inmunitario produce anticuerpos contra el virus. Una prueba de sangre o saliva puede detectar dichos anticuerpos para determinar si existe el virus. Puede tomar varias semanas después de la transmisión para que la prueba de anticuerpos del VIH sea positiva.

Otra prueba busca antígenos, los cuales son proteínas producidas por el virus, y anticuerpos. Esta prueba puede detectar el VIH solo días después de la infección.

Ambas pruebas son precisas y fáciles de administrar.

El diagnóstico de SIDA es más complicado

El SIDA es una etapa tardía de la infección del VIH. Los proveedores de atención médica observan unos cuantos factores para determinar si la latencia del VIH ha progresado a etapa 3.

Debido a que el VIH destruye las células inmunológicas llamadas células CD4, una manera en la que los proveedores de atención médica diagnostican el SIDA es haciendo un recuento de dichas células. Una persona sin VIH puede tener entre 500 y 1,200 células CD4. Cuando las células han bajado a 200, se considera que esa persona con VIH está en etapa 3.

Otro factor que indica que el VIH en etapa 3 se ha desarrollado es la presencia de infecciones oportunistas. Las infecciones oportunistas son enfermedades ocasionadas por virus, hongos o bacterias que no afectarían a una persona con un sistema inmunitario intacto.

Tratamiento y expectativa de vida

Si el VIH se desarrolla a etapa 3, la expectativa de vida se reduce significativamente. Es difícil reparar el daño al sistema inmunitario en este punto. Las infecciones y otras condiciones, como ciertos tipos de cáncer que resultan de un deterioro grave del sistema inmunitario, son comunes. Sin embargo, con una terapia antirretroviral satisfactoria y alguna recuperación del sistema inmunitario, muchas personas con VIH en etapa 3 viven mucho tiempo.

Los tratamientos para la infección del VIH permiten, en la actualidad, que las personas puedan vivir con el virus y nunca desarrollar el SIDA. También es importante observar que el tratamiento antirretroviral exitoso y una carga viral no detectable sostenida reducen significativamente el riesgo de transmitir el virus a una pareja.

Leer el artículo en Inglés.

Choose Colour